Yerba Mate

 

Planta de yerba mate

 

La YERBA MATE  es una planta originaria de Sudamérica. Es una especie nativa del bosque subtropical denominada Ilex Paraguariensis, denominada así por San Hilario, el primero en describir a esta planta.

La planta de la yerba mate pertenece a la familia de las aquifoliáceas, especie de las siempre verdes, es decir que tiene hojas perennes. El árbol es parecido al laurel, de tronco gris blancuzco, con un diámetro aproximado de 30 a 40 centímetros y una altura de 2 a 6 metros. Sus hojas son alternas, de base estrecha y borde dentado, variando su tamaño de 8 a 10 c. de ancho.

Las plantas de yerba mate nacen en zonas subtropicales, en tierras rojas y altas, hasta unos 400 metros sobre el nivel del mar ( Sur este de Paraguay, Sur oeste de Brasil, Misiones y Noreste de Corrientes). En estos lugares, las raíces de la planta alcanzan un gran desarrollo, en profundidad y volumen, lo que explica su período de producción, cercano a los 150 años.

Leyenda guaraní

El origen de la yerba mate según los Guaraníes:

Cuenta La leyenda que Yarí-í era uma joven guarani muy hermosa de uma tribu indígena nómada, que cuidaba con amor a su padre anciano y casi ciego. El padre no había querido seguir la ruta de su pueblo nómada, porque no se sentía con fuerzas para un largo viaje. La hija no queria abandonarlo, así que decidió apartarse del grupo para cuidar de su padre. Con el tiempo ella aprendió a  cazar y pescar para proveer el alimento para ambos.

Um dia llegó a su esconderijo um hombre anciano, que tenía una piel de color rara y que vestia ropas diferentes, a quien recibieron con generosidad.

El anciano ofreció al visitante una carne de acutí (roedor de la región) y un plato de tambú (plato realizado con una larva de carne blanca que los guaraníes encontraban em los pindó)

Cuenta la leyenda que el visitante era Tupá (su dios) y quizo recompensar la generosidad proporcionando algo que pudieran ofrecer siempre a sus visitantes. Entonces hizo brotar del suelo una nueva planta, y la llamó de Caá-Yarií. Antes de partir, el viajero les mostró como utlizarla. Y así nace la yerba mate.

Orígenes

El origen del uso de la yerba mate, alimento básico de los indios guaraníes y conocida por éstos como ka´a-mate, de cuyos términos “ka´a” significa en idioma guaraní “planta o hierba”, en tanto que “mate”, se supone derivado de la palabra quichua “matí”, con la cual designaban a la calabacilla que usaban en general para beber, se pierde en lo remoto del tiempo.

Pero es indudable, que de ellos, quienes sorbían el mate mediante bombillas hechas de diminutas cañas, o la mascaban durante sus largas marchas, aprendieron su uso los conquistadores españoles.

Atribuye Ruiz Díaz de Guzmán, en su historia escrita en el año 1612 a Hernando Arias de Saavedra, el descubrimiento del uso de las hojas de yerba mate en 1592.

Este habría encontrado en las “guayacas” (Pequeños sacos de cuero en el que el indio transportaba sus más preciados bienes) de indios hostiles tomados prisioneros, envueltos en delgadas y suaves pieles, un polvo que resultó ser “caá”.

Las virtudes que se le atribuyen, y a los que se refieren numerosos relatos de aquellos tiempos, hicieron que su consumo se difundiera en forma extraordinaria al punto de organizarse un intenso tráfico regular del producto, desde su zona de origen a todo el virreinato. Más tarde, los jesuitas radicados en el Paraguay a comienzos del siglo XVII, a fin de evitar las grandes distancias que los separaban de los lugares de producción, introdujeron el cultivo en algunas de sus “reducciones” o “misiones” distribuidas en la región que constituyen la provincia de Misiones, parte de Corrientes y parte del Paraguay.

Con la expulsión de los jesuitas, ocurrida en 1769 sobrevino la decadencia de los mismos, la reducción de su población y el abandono de los yerbales cultivados por los mismos. No tan sólo se perdieron éstos, sino que hasta la tradición de su cultivo.

Medio siglo después, el célebre médico y naturalista francés Aimé Goujaud, conocido como Bonpland, inició los primeros estudios científicos sobre la planta de yerba mate, su cultivo y sus usos. Con el mismo propósito visitó en 1820 ó 1821 el Paraguay donde solicitó permiso para recorrer algunos yerbales, pero, ante el temor que sus estudios pusieran en peligro al monopolio que sobre la yerba mate ejercía el Paraguay, fue tomado prisionero y confinado al interior del país, de donde recién fue liberado en 1829 ante gestiones de Alejandro Humboldt y del gobierno francés.

Fue Federico Neumann en la Colonia “Nueva Germania” en el Paraguay, al margen del río Aguaray Guazú, quien luego de muchos años de fracasados intentos logró obtener la germinación de semillas de yerba mate en 1896, obteniendo por primera vez en 1901, después del esplendor de la época jesuítica, un producto elaborado con yerba mate de cultivo.

Luego de varias décadas de prohibiciones y penalidades otorgadas para el cultivo de la yerba mate fue floreciendo hasta ahora.

Propiedades

Las referencias bibliográficas indican efectos terapéuticos derivados de la utilización de la yerba mate, que se remontan a hace casi cuatro siglos.En la actualidad, se han comprobado los efectos beneficiosos de la yerba mate a partir de investigaciones científicas llevadas a cabo en casas de altos estudios.

La yerba mate posee una importante acción antifatigante y energizante, resultado de la combinación de bases xánticas. La yerba mate resulta muy útil en los tratamientos para adelgazar, ya que , por su composición química, corta el apetito; a lo que se debe sumar su acción laxante y también diurética.

También se destaca  la acción tónico-estimulante general, a la que se suma su acción de activador del sistema nervioso central , en particular de la corteza cerebral, estimulando las funciones psíquicas, mejorando la atención y la asociación de ideas.

La yerba mate tiene entre sus componentes el ácido clorogénico, sustancia que también está presente en el alcaucil, de reconocida acción hepatoprotectora.

También se encuentran sustancias llamadas flavonoides, que son responsables de la acción antioxidante.

Anuncios